Reiki para todos


¿Qué es el Reiki?
El Reiki es una palabra japonesa que significa energía vital universal y hace referencia a una técnica de sanación en la que se canaliza la energía de la que todo está compuesto, y se aplica con las manos en el cuerpo (propio o ajeno) para otorgarle mas energía para acelerar su proceso natural de sanación.

¿Por qué tiene un nombre japonés si es universal?

Su origen es japonés, ya que a principios del siglo XX, Mikao Usui (monje zen japonés) redescubrió esta técnica de sanación milenaria, que ya utilizaban Buda o Jesús, tras alcanzar satori (estado máximo de iluminación y plenitud) durante un retiro espiritual en el monte Kurama de Kioto hacia 1922. Más adelante esta técnica fue exportada por Hawayo Takata a Estados Unidos y desde ahí ha tenido difusión internacional.


El Reiki es una capacidad humana natural

El término Reiki sirve para definir lo que es una capacidad humana natural, que todo el mundo posee pero debido a que nadie nos lo ha enseñado en casa o en la escuela, necesitamos aprenderlo con un profesor o maestro acreditado de Reiki.

Desdogmatizando el Reiki

Ya que cualquiera que ha recibido la Maestría puede enseñarlo, nos encontramos con dos tipos de “maestros” o profesores: los que enseñan dogmatizando y los que empoderan al alumno.
Los primeros seguirán rituales estrictos y cerrados para mantener su poder sobre el alumno y así su dependencia.
Los segundos enseñarán al alumno a usar su propia intuición, su “maestro interno” para utilizar el Reiki y fluir por la vida en armonía interna y externa, sin necesidad de ayuda externa.  

Elegir al maestro de Reiki

Es importante que antes de decidirnos a realizar un curso de Reiki, conozcamos al profesor o profesora personalmente, ya que nos ayudará a elegir con la intuición si nos “empodererará” o nos “dependizará”. El primer tipo ofrece las clases como servicio a la Humanidad, el segundo como servicio a sí mismo.

Reiki en todas las culturas

Reiki es una palabra muy genérica en japonés que en occidente se ha encasillado en una técnica cerrada. La sanación por imposición de manos se ha practicado a lo largo de la historia en todas las culturas y le llamaban de distintas maneras. Con lo cual el término de Reiki debiera entenderse como la capacidad natural que todo el mundo posee, más que la forma ritualizada y dogmatizada que a veces podemos encontrarnos.

Niveles de los cursos de Reiki

Su aprendizaje está dividido en varios niveles:
- el primero se centra en la sanación propia y ajena física,
- el segundo en la sanación psico-emocional a través de símbolos energéticos,
- el tercero en la sanación espiritual y
- el cuarto o "Maestría" otorga el nivel de profesor, para poder dar clases.

Distintos tipos de Reiki

Hoy en día se han desarrollado varios tipos de Reiki, que son básicamente más símbolos energéticos relacionados con una u otra tradición (tibetana, egipcia, atlante, etc.), pero el Reiki sigue siendo el que se aprende en el primer nivel, dígase, aplicar energía con las manos.

La importancia del primer nivel de Reiki

Este primer nivel, es el más importante ya que te devuelve el conocimiento natural perdido de la autosanación y la responsabilidad sobre tu salud y tu vida. Reiki es lo que hacemos cuando nos ponemos la mano sobre un lugar que nos duele, con el fin de calmarlo. Solo necesitamos que alguien nos recuerde qué estamos haciendo y nos sane el canal energético para que fluya mejor, y nuestra vida cambia en muchos sentidos, si el maestro o maestra te da la información adecuada, es decir, si te recuerda tu propio poder.

En qué consiste el curso de primer nivel de Reiki

En el curso además de aprender en qué consiste el Reiki y cómo utilizarlo y realizar una serie de ejercicios para practicarlo, se reciben una o varias iniciaciones o sintonizaciones (se aplica Reiki de cierta manera específica para alinear los centros de energía y facilitar el fluir de la energía por el cuerpo, además de ser una fuerte sanación en muchos aspectos) para que se pueda practicar con mayor intensidad y facilidad.

Sanar con las manos antes de aprender Reiki

Antes de ir a un curso de Reiki, todo el mundo tiene ya esta capacidad porque es innata, son muchísimos ya los casos de personas que vienen a tomar un curso para entender que están haciendo, porque ya han aliviado dolores e incluso sanado enfermedades a seres queridos con sus propias manos.

Beneficios del Reiki

Por ese motivo, siempre he creído que debiera ser una asignatura obligatoria en cualquier escuela desde temprana edad, ya que es una capacidad innata que ayuda a aliviar dolores, a relajarnos, a dormir mejor, tener más energía y vitalidad, mayor claridad mental y mejor disposición antes situaciones difíciles, dígase, mejor salud en general, ya que el sistema inmunitario se ve constantemente reforzado con energía suplementaria para poder realizar el trabajo que solo él puede llevar a cabo: sanarnos.

El motivo detrás de la enfermedad

No hay pastilla, ni planta, ni medicina de ningún tipo que pueda sanarnos, ya que solo nuestro propio cuerpo lo puede hacer, al igual que es él el que enferma para decirnos que algo va mal. El resto son complementos que solo pueden facilitarle la tarea o dificultársela. Por ese motivo lo más importante es entender por qué procesos (situaciones de estrés) estamos pasando o hemos pasado para entender de donde vienen nuestros bloqueos y de qué manera podemos mejorarlos con una nueva actitud ante ellos y apoyar al cuerpo con más energía (Reiki, descansando, alimentándose mejor, pensamiento creativo, etc.) para que pueda sanarse solo. Es la combinación más práctica y eficaz que existe hoy en día para mantener una vida saludable y feliz.

La nueva medicina

No solo estamos hablando de Reiki sino de la nueva medicina, en la que se relacionan bloqueos físicos, emocionales y psicológicos con actitudes ante la vida que se forman con la educación o condicionamientos que recibimos en casa y fuera de ella. Y nos van alejando de nuestro poder innato de ser felices y responsables de nuestra vida.

Curso de Reiki para todos

Por estos motivos tuve la imperiosa necesidad de ofrecer un curso de Reiki que no estuviera dirigido a terapeutas o a personas en búsqueda espiritual (que también), sino que mi intención es la de llevarlo a las casas para que todo el mundo recuerde que puede sanarse a sí mismo y ayudar a sanar a sus seres queridos, especialmente aquellos que tienen a otros a su cargo, como madres, padres y abuelos, cuidadores de bebes y de gente mayor, profesores, enfermeras y médicos, veterinarios, etc. ya que muchas veces quisieran ayudarles más de lo que saben y desconocen que tienen esa capacidad.
Además se recibe la iniciación y el diploma acreditativos del primer nivel.

Reiki para embarazadas

El Reiki es muy beneficioso para el desarrollo y crecimiento de cualquier ser humano, ya que otorga equilibrio, relajación y fortaleza, y hoy en día estamos expuestos a demasiadas fuentes de estrés y contaminación que van minando la salud desde el momento en que un bebé es concebido. Además al practicar Reiki podemos conectar con nuestro bebé y preguntarle su nombre, su sexo, su misión, etc. Siempre le transmitirá sosiego y seguridad así que desde el principio se sentirá sereno y nacerá y crecerá tranquilo.


Qué se aprende en el Curso de Reiki para padres
El curso está enfocado en facilitar el conocimiento y la práctica de todo aquello que podemos utilizar en la vida diaria para mejorar nuestra salud y la de nuestros seres queridos. En el curso se explica:
- qué es el Reiki y cómo utilizarlo,
- como están relacionados la salud y el pensamiento y cómo prevenir enfermedades con una buena actitud,
- como practicar Reiki sobre nosotros y sobre otra persona (animal, planta u objeto)
- maneras de usar el Reiki: primeros auxilios, tratamientos rápidos, tratamientos largos para enfermedades crónicas, dolores, miedos, sueño, antiestrés, concentración, comunicación, etc.
- Conexión de madres embarazadas con su bebé para preguntar cómo está, su nombre, su sexo, etc.
- Del mismo modo que se aprende como conectar con un bloqueo para descubrir su origen y solución.
- También hay un espacio para padres, madres y cuidadores de niños "con deficiencia de atención" o niños índigo, para entender quiénes son.

El Reiki me cambió la vida

Yo era una joven de 28 años, cansada de una oficina, bien pagada, con coche y camino de la hipoteca cuando un día sentí que no quería hacerme mayor y ver esa vida, cómoda y aburrida. Tenía la constante necesidad de sentirme útil a las personas que me rodeaban, así que decidí un día armarme de valor y volar a Tailandia a una ONG en periodo de excedencia. El viaje acabó alargándose más de lo previsto, y tras Tailandia me fui a la India. Ya no quería voluntariar hacia fuera, decidí voluntariarme a mí misma y descubrir para qué había venido al mundo, cómo podía servir mejor. Allí hice todos los cursos de Reiki con una maestra cuyo lema era llevar el Reiki, la luz y el amor al mundo. Ese era su propósito y el que yo adopté. Desde entonces no he hecho otra cosa y jamás volví a la oficina.
El Reiki en mi embarazo
Conocí a mi pareja al acabar mi aprendizaje de Reiki, al ofrecerse como mi primer alumno y desde entonces estuvimos viajando por varios países durante 3 años. Fue cuando volvíamos a casa desde México tras año y medio, que nos supimos embarazados. Una de las primeras cosas que hice fue preguntarle al bebé cómo debía dirigirme a él o ella mientras estuviera en la barriga, y un nombre me vino automáticamente: Sol “la luz más grande que inundará tu vida”. Así se llama a día de hoy, y puedo decir que es una niña sana, cariñosa, alegre y tranquila.

Reiki en el parto
Elegimos respetar nuestro tiempo y nuestra sabiduría interna y decidimos parir en casa, con ayuda de dos comadronas de Marenostrum (un centro especializado en partos naturales en casa). Fue un parto tranquilo y feliz, donde Sol nació en piscina tras 18 horas de proceso, y una hora después sonreía. Entendí entonces que fue lo que ella nos había pedido.
Reiki en cirugía para bebés
La vida nos sorprendió cuando comprobamos que al nacer Sol tenía el labio y el paladar hendidos, un aprendizaje en todos los sentidos para toda la familia. Causalmente la casa donde ella nació, la encontramos mágicamente, en la Floresta, en la naturaleza, a 15 min del hospital donde llevaría todo el proceso de cirugías y seguimientos, el mejor en su especialidad San Juan de Dios, de Barcelona. Y el Reiki le ayudó en todos los procesos de cirugía a que no llorara a penas, que eliminara antes la anestesia al salir, que se sintiera tranquila y acompañada. Los cirujanos están asombrados de su recuperación y la magnífica apariencia de su labio, que consideramos precioso.
Reiki para niños
Sol no tiene más que una vacuna, la del tétanos, que nos exigían en el hospital para poder operarla. Su pediatra apenas la ve, más que para pesarla. Es una niña muy sana, que de vez en cuando a tenido una noche de fiebre por un “virus” o un resfriado leve, nunca bronquitis o algo más grave. El Reiki y la confianza en su propio sistema inmunitario la mantienen sana. Desde los 18 meses bendice la comida a imitación nuestra, sin haberle enseñado y desde la semana pasada me pide “riki” cuando se da un golpe y me coloca la mano donde le duele. Ahora tiene 27 meses y mil y una sonrisas al día.  

Diana Árbol Ragel
Profesora de Reiki para padres y Reiki Usui a todos los niveles
Registros Akáshicos y Terapia Regresiva
diana.arbol@gmail.com